¿Qué es?

Es un examen que mide una serie de ondas eléctricas que se generan a lo largo de varias estructuras del tronco cerebral y el cerebro al estimular el oído.

¿Para qué sirve?

Sirve para localizar lesiones en el trayecto de la vía acústica que atraviesa sucesivamente el oído, la protuberancia, el mesencéfalo y el cerebro. Es así que podemos ver lesiones que pasan desapercibidas en el electroencefalograma (que evalúa prácticamente solo al cerebro) poniendo de manifiesto lesiones de la función del nervio acústico y del tronco cerebral como las producidas en esclerosis, enfermedad vascular cerebral, trauma, afecciones virales, etc. 

Su utilidad se ve manifiesta en lesiones neurológicas de la audición y del equilibrio que estén más allá del oído interno nos permiten así tipificar mejor si una lesión es debida a daño en el oído o en el sistema nervioso.

¿Cómo se realiza?

Se realiza colocando electrodos de registro sobre el cuero cabelludo y los lóbulos de la oreja que graficarán las ondas generadas por un estímulo auditivo generado desde audífonos especiales que ejecutan un programa determinado desde un computador especializado.

¿Qué molestias produce?

En general no produce molestias excepto una leve presión del casco o desconfort leve por el sonido de los audífonos.